• Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

EDGE

EDGE

EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias), una innovación de IFC, es una plataforma en línea, una norma de construcción ecológica y un sistema de certificación para casi 140 países. La aplicación EDGE ayuda a determinar las opciones más económicas para un diseño ecológico dentro del contexto del clima local. EDGE puede utilizarse para edificios de todas las épocas, por ejemplo, construcciones nuevas, edificios existentes y renovaciones importantes.

Un proyecto que cumple la norma EDGE de 20 % menos de energía, 20 % menos de agua y 20 % menos de energía incorporada en los materiales en comparación con un edificio de referencia puede certificarse de forma independiente. El valor de la certificación EDGE constituye una ventaja promocional, ya que los clientes se benefician de las facturas de servicios de menor monto.

EDGE es parte de una estrategia integral para guiar la construcción en las economías de rápida urbanización hacia un modelo con niveles más bajos de emisiones de carbono. Es un ejemplo del compromiso de IFC de crear mercados que sean competitivos, sostenibles, inclusivos y resilientes.

EDIFICIOS ECOLÓGICOS: ESENCIALES PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los edificios actuales generan el 19 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía y consumen el 40 % de la electricidad a nivel mundial. Se prevé que para 2050 las zonas edificadas se dupliquen debido a las altas tendencias de crecimiento de la población y urbanización. La mayor parte de este crecimiento tendrá lugar en los mercados emergentes, especialmente en los países de ingreso mediano. Para adoptar una modalidad de desarrollo más ecológico, se deben introducir y aplicar prácticas de construcción eficientes en términos de recursos. La construcción ecológica ofrece la oportunidad de reducir las emisiones con un costo bajo y asegurar el ahorro de energía y agua durante décadas.

Actualmente solo un pequeño volumen de edificios son diseñados de manera ecológica y reciben la certificación pertinente. Por lo general, no existen reglamentaciones gubernamentales que exijan las prácticas de construcción ecológica, y las normas voluntarias son complejas y de escasa aplicación. Los desarrolladores y los consumidores desconocen los beneficios financieros de los edificios eficientes en términos de recursos, y el financiamiento aún no está diseñado para respaldar el desarrollo ecológico.

PERCEPCIÓN Y REALIDAD SOBRE LOS EDIFICIOS ECOLÓGICOS

La percepción sobre los costos de diseño y construcción de edificios ecológicos es mucho más elevada que la realidad, particularmente debido a la reducción de los costos de la tecnología. En la publicación The Business Case for Green Building del Consejo Mundial de Construcción Sostenible, se demostró que si bien el costo real oscila entre un valor negativo del 0,5 % y un 12 % más alto, la percepción es que el costo es del 1 % al 30 % más alto.

Los desarrolladores son reacios a absorber los costos adicionales del diseño ecológico cuando los beneficios del ahorro de energía son recibidos por los propietarios, quienes prestan más atención a la asequibilidad inmediata que a los inciertos ahorros en servicios públicos o a la apreciación a largo plazo. Los banqueros no proporcionan financiamiento adicional para cubrir los costos de capital adicionales por temor a incrementar el riesgo de incumplimiento de los pagos; además, son renuentes a establecer sistemas para validar el ahorro si la cartera en tramitación de edificios ecológicos es insuficiente. Esta complejidad se ve exacerbada por la falta de una definición clara sobre qué constituye un “edificio ecológico”.

Los bancos necesitan datos sobre los beneficios económicos de los edificios ecológicos, información que suele faltar en los mercados emergentes. Un análisis realizado en los Estados Unidos y en Europa indica que los constructores exigen precios de venta del 4 % al 9 % más altos por las viviendas ecológicas, las cuales se venden cuatro veces más rápido. Los propietarios de viviendas ecológicas ahorran entre el 15 % y el 20 % en las facturas de servicios públicos y revenden las propiedades a un valor del 4 % al 10 % más alto que el de las viviendas construidas de manera convencional. Los bancos se benefician de tasas de incumplimiento hasta un 33 % más bajas de los propietarios de viviendas ecológicas.

UNA PRIORIDAD PARA IFC Y EL GRUPO BANCO MUNDIAL

El Programa de Transformación del Mercado de Edificios Ecológicos de IFC ayuda a crear un círculo virtuoso de oferta y demanda de diseño, construcción y propiedad de edificios eficientes en términos de recursos. El objetivo es establecer una definición basada en métricas de qué constituye un edificio ecológico, recompensar a los desarrolladores inmobiliarios por construir de manera ecológica, incrementar la influencia de la normativa y promover la inversión directa.

A continuación se incluye la estrategia de IFC para promover el crecimiento de la construcción ecológica:

  1. Un entorno propicio de políticas gubernamentales adecuadas que formulen exigencias más severas a través de códigos de construcción cada vez más ecológica. Los Gobiernos pueden brindar la combinación apropiada de incentivos al sector privado y lograr una mayor conciencia pública acerca de los beneficios de poseer edificios ecológicos. IFC ofrece conocimientos especializados sobre la reforma de políticas gubernamentales. Más información >
  2. Una definición basada en métricas a través de la norma de edificación ecológica de EDGE y del sistema de certificación ampliable que se centra en el logro de un mínimo de reducción de energía, agua y energía incorporada en los materiales. La norma es verificable y genera reducciones demostradas en los costos de los servicios públicos.
  3. La identificación de opciones de diseño de bajo costo y elevada rentabilidad mediante un software fácil de usar que alienta a los arquitectos e ingenieros a elegir las mejores prácticas y soluciones de diseño, junto con un sistema de certificación rápido y económico que verifica que se haya cumplido la norma.
  4. La inversión directa en la cartera de edificios ecológicos de IFC, la movilización a través de sus asociados en el sector bancario, y el respaldo al desarrollo de productos nuevos, por ejemplo, hipotecas “ecológicas”, bonos verdes y financiamiento para la construcción ecológica. EDGE puede utilizarse para agilizar los procedimientos de admisibilidad y las necesidades de presentación de informes de las instituciones financieras durante su transición hacia carteras de inversiones ecológicas. Más información >
  5. Un conjunto de evidencias de que la construcción ecológica es rentable para todas las partes del ecosistema. Esto puede lograrse mediante una red de promotores y entidades de certificación a nivel mundial que respalden la verificación, la recompensa y la recopilación de datos para los informes sobre la prueba de concepto.

IFC es miembro de la Alianza Mundial para los Edificios y la Construcción, que con el respaldo de más de 25 países y 70 organizaciones facilita la transición hacia edificios que no generan emisiones.

COLABORACIÓN CON LOS RESPONSABLES DE POLÍTICAS PARA REDACTAR CÓDIGOS DE CONSTRUCCIÓN ECOLÓGICA

IFC ha colaborado desde hace mucho tiempo con los organismos de control para elaborar códigos de construcción ecológica de bajo costo para el sector privado, fáciles de aplicar y de alto impacto para el medio ambiente. Esta labor incluye reforzar las normas de eficiencia de la construcción, fomentar políticas que impulsen la innovación del sector privado y brindar apoyo una vez que los códigos se han establecido. IFC ha ayudado a elaborar reglamentaciones en Bangladesh, Colombia, Costa Rica, Indonesia, Panamá, Perú, Filipinas y Viet Nam.

La colaboración con las contrapartes del Gobierno a nivel municipal, regional y nacional ha dado lugar a la elaboración de una hoja de ruta para la aplicación de los códigos:

Preparación

  • Con anterioridad a la elaboración del código, IFC prepara un acuerdo de cooperación con el organismo gubernamental responsable para designar el alcance del proyecto junto con el presupuesto y los recursos necesarios.

Elaboración

  • IFC aplica un enfoque ascendente basado en las mejores prácticas aceptadas a nivel internacional y adaptado al contexto local (es decir, un análisis que utiliza datos climáticos locales, datos de los edificios locales, y la realización de un análisis de sensibilidad minucioso basado en los datos locales). Se utilizan estudios sobre los edificios construidos recientemente para calibrar modelos informatizados que predicen el efecto de las medidas de eficiencia en el uso de la energía y el agua en el consumo y el costo de energía por tipo de edificio. La viabilidad financiera de cada medida de eficiencia propuesta se evalúa sobre la base de costos obtenidos en el mercado local para establecer costos de aplicación realistas.
  • Se realizan consultas con las partes interesadas para generar consenso y, una vez que la evaluación y la versión preliminar del código están listos para su implementación, IFC brinda apoyo con recomendaciones sobre la concientización del público.

Aplicación

  • Luego de la presentación del código, IFC brinda asesoramiento sobre los mecanismos de integración de permisos y cumplimiento, que incluyen incentivos y sanciones. Se ofrece apoyo para la adopción a través de guías para el usuario, calculadoras técnicas y cursos de capacitación, con proyectos piloto en los que se demuestran las mejores prácticas.
  • Dado que las normas de construcción son nuevas en los mercados emergentes, se están realizando importantes esfuerzos para brindar capacitación y aumentar la concientización entre el organismo de evaluación del Gobierno, los profesionales de diseño y los propietarios de edificios. Esto se logra mediante talleres, ejercicios prácticos y documentación de respaldo, como guías para el usuario, listas de verificación y herramientas en línea. Los proyectos de demostración seleccionados ayudan a capacitar a los evaluadores, diseñadores y propietarios en los diversos aspectos del cumplimiento del código.

Mejora

  • IFC adopta una visión a largo plazo al ayudar al organismo gubernamental con las revisiones del código para su adaptación a los cambios en las políticas y las mayores aspiraciones a lo largo del tiempo.

IFC considera que la participación del sector público en los códigos y las políticas es muy valiosa. La concientización que logra el sector público a través de una iniciativa relacionada con un código inevitablemente genera apoyo para otras políticas, además del código. Los códigos, una vez aplicados, producen beneficios en cuanto a los gases de efecto invernadero en una base más amplia de edificios que la que podría lograrse solo mediante la certificación voluntaria.

Sin embargo, en muchos mercados emergentes, la capacidad en materia de elaboración, mantenimiento y aplicación de códigos es deficiente. Por ejemplo, en México e India, no se ha exigido el cumplimiento de los códigos de construcción ecológica obligatoria durante muchos años. En Indonesia, Viet Nam y Filipinas, IFC ha determinado que existe una gran necesidad de inversión en actividades de fortalecimiento de la capacidad para los equipos de aplicación durante períodos prolongados. En respuesta a esta situación, IFC ha diversificado su enfoque combinando la labor relativa a los códigos con la certificación voluntaria, cuando sea factible.

UN COMPROMISO A LARGO PLAZO CON EL FINANCIAMIENTO DE EDIFICIOS ECOLÓGICOS

IFC realiza inversiones directas en viviendas, hoteles, centros comerciales, almacenes y hospitales ecológicos asequibles, y moviliza financiamiento ecológico de intermediarios para respaldar el crecimiento de todas las tipologías de edificios ecológicos. Asimismo, IFC ofrece apoyo para la inversión y servicios de asesoramiento a clientes nuevos y existentes, a fin de facilitar la construcción de edificios ecológicos eficaces. IFC se centra en las siguientes actividades:

  • Inversión y asistencia técnica para los clientes que desean construir edificios ecológicos o renovar los edificios existentes;
  • Evaluación de los mecanismos de inversión de edificios ecológicos que se encuentran en construcción, ya sea para países, regiones o clientes específicos;
  • Promoción de los beneficios de las tecnologías y los materiales de construcción más ecológicos en toda la cadena de suministro.

Con una cartera de inversiones acumuladas en edificios ecológicos que actualmente se aproxima a USD 3000 millones, IFC demuestra las posibilidades de éxito financiero en el sector dentro de los mercados de rápida urbanización. Esto fomenta los cambios positivos en los patrones de inversión en los que se podría lograr el mayor impacto. Las propias inversiones de IFC constituyen una sólida prueba de concepto que puede ayudar a catalizar el potencial de inversión de USD 16 billones para edificios ecológicos desde ahora hasta 2030 (véase el informe Climate Investment Opportunities in Emerging Markets).

FOMENTO DE LA INNOVACIÓN FINANCIERA

Las instituciones financieras cumplen una función importante de apoyo a la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono al invertir en proyectos y tecnologías de construcción ecológica y, a la vez, producir una atractiva rentabilidad durante el proceso. A través de nuevos productos innovadores, como las hipotecas “ecológicas”, los prestamistas pueden beneficiarse de un segmento incipiente del mercado con un potencial ilimitado y generar una atractiva rentabilidad ajustada en función del riesgo a partir de un mejor perfil de riesgos de activos y un mayor ingreso por cada prestatario.

IFC ofrece inversiones y asesoramiento a las instituciones financieras para ayudar a lanzar una cartera de productos competitivos, cada uno de los cuales tiene beneficios tangibles para la institución emisora:

Financiamiento para la Construcción Ecológica

  • Posible reducción de la ponderación de los riesgos del financiamiento para bienes raíces ecológicos.

Hipotecas “Ecológicas”

  • Aumento de la relación préstamo-valor permitida del 80 % hasta el 95%.

Bonos Verdes

  • Titulización de los préstamos para la construcción ecológica como garantía.

Préstamos para la mejora de las viviendas

  • Renovación o compra y renovación de viviendas ecológicas.

IFC ha ayudado a las instituciones financieras a ofrecer productos de inversión en construcción ecológica en Colombia, India, Kenya, the Filipinas, Sudáfrica and Turquía. Además, IFC brinda asesoramiento sobre desarrollo y estrategia empresarial, gestión de créditos y riesgos, y capacitación para los oficiales de préstamos y sus clientes. Esto incluye bancos públicos y privados y empresas de inversión en bienes raíces que ofrecen fondos para inversiones en propiedades e inversiones de impacto a fin de satisfacer la demanda de los inversionistas institucionales responsables para los activos ecológicos.